¿ Cómo retroeyacular ?

La retroeyaculación no es un mito

Lo primero es diferenciar la eyaculación del orgasmo. Dos cosas que no tienen por qué ir unidas, aunque en gran parte de las ocasiones sea así.

El orgasmo es la contracción y pulsación que la mayoría de los hombres sienten en su pene, próstata y zona pélvica. Viene acompañado de un aumento del pulso cardíaco, del ritmo respiratorio y de la presión sanguínea, y tiene como resultado una repentina liberación de tensión.

La eyaculación es simplemente un reflejo que ocurre en la base de la columna vertebral y produce la expulsión del semen, es simplemente un espasmo muscular involuntario.»

 

Alfred Kinsey, padre de la investigación sobre sexualidad, afirmaba en 1948 en obra Sexual Behaviour in the Human Male, que era posible llegar al clímax sin eyacular, después de constatar que la mitad de los muchachos preadolescentes (de doce años o menos), podían experimentar dos orgasmos seguidos, y casi un tercio eran capaces de experimentar cinco o más.

Ejercicios para lograr la retroeyaculación

Muy poca gente conoce el poder del  ‘músculo pubococcígeo’ (PC), una arma secreta que te ayudará más de lo que imaginas en el sexo y la vida cotidiana. El músculo PC nace en el hueso púbico y se extiende hacia el sacro.

Tiene mucha influencia en la fortaleza del pene y también en la retroeyacualción. Seguro que lo dominas más de lo que imaginas, ya que es el que usas para no orinarte encima o para expulsar el resto de orina. Pero no solo sirve para eso…. ¡Atento con las orejas!

Muchos factores pueden debilitar los músculos del piso pélvico, entre ellos, la extirpación quirúrgica de la próstata (prostatectomía radical) y afecciones como la diabetes y una vejiga hiperactiva.

Si aprendes a contraer esta parte de tu cuerpo , podrás retener la eyaculación y las contracciones de la próstata. Evitar perdidas de orina y mantener la erección firma.

Lo primero que debes hacer para identificar tu músculo PC es detener la micción a mitad de camino o contrae los músculos que impiden la liberación de heces y gases. Estos movimientos utilizan los músculos del suelo pélvico, es un músculo que utilizas a diario, pero sin conciencia de su poder y de su existencia.

Una vez que hayas identificado los músculos, es hora de empezar a trabajar !

Puedes hacer los ejercicios en cualquier posición, aunque al principio te resultará más fácil hacerlos tumbado.

Cuando tu PC se fortalezca, trata de hacer los ejercicios de Kegel mientras estás sentado, de pie o caminando.

Para obtener buenos resultados, concéntrate en tensar solo los músculos del suelo pélvico. Presta atención de no flexionar los músculos del abdomen, los muslos o los glúteos. Evita contener la respiración. Respira de manera normal durante los ejercicios.

Repite 3 veces al día. Ten como objetivo hacer al menos tres series de 10 repeticiones por día.

Si haces los ejercicios de Kegel regularmente, verás resultados en pocos días, haz que los ejercicios de Kegel sean una parte permanente de tu rutina diaria.

Haz una serie de ejercicios de Kegel cada vez que haces una tarea rutinaria, como lavarte los dientes.

Haz otra serie después de orinar, para eliminar las últimas gotas de orina.

Contrae los músculos del suelo pélvico justo antes de hacer una actividad que ponga presión en el abdomen, como estornudar, toser, reírte o levantar objetos pesados, y durante estas actividades.

 

¿En que momento del sexo se debe retroeyacular?

El momento clave es cuando estás muy cerca de la eyaculación y crees que vas a llegar al punto de no-retorno (aquel que, si paras, te vas a correr igual), dejas de moverte y aprietas el músculo pc, que lo debes de notar en la zona “NIES” ni es culo ni es testículos.

Tienes la misma sensación que cuando te aguantas la orina.

En ese momento y respirando profundamente pasados unos 10-15 segundos, puedes dejar de apretar el músculo y seguir».

Como yo no tengo pene, no lo puedo confirmar, pero dicen que los orgasmos cambian un poco, ya que «la primera vez que lo retienes no sientes gran cosa, pero según avances en los entrenamientos y la práctica, notarás que físicamente, en la parte de los genitales, no llegas al orgasmo común, pero podrás sentir esa liberación tan característica en la pelvis, un cosquilleo que con la práctica y buena letra y paciencia se irá haciendo más y más placentero. Eso sí, cuando llegas a la eyaculación después de haber alcanzado el orgasmo 5 o 6 veces (o las que quieras), es menos intensa, pero como has repartido el placer en tantas dosis, merece la pena.

Además, la erección se mantendrá bien firme.

No sé si esto te cambiará la vida y si te apetece experimentar, pero sin duda, transformará tu visión del sexo, ofreciéndote algo en lo que trabajar y focalizarte para mejorar tu vida sexual.

Si controlas esta técnica, olvídate de los problemas como gatillazo o eyaculación precoz, y prepárate para sentir los mejores orgasmos de tu vida. Ya me lo agradecerás. Jejeje

Puticonsejo , si tienes problemas para hacer los ejercicios de Kegel o sientes que no mejoras,  no te avergüences de pedir ayuda.

El médico o un fisio de suelo pélvico te van ayudar a que puedas aprender a aislar y a ejercitar los músculos correctos.

Existen otras técnicas como, la capacitación en biorretroalimentación. En una sesión de biorretroalimentación, el médico te inserta una pequeña sonda en el recto. A medida que relajes y contraigas los músculos del suelo pélvico, un monitor medirá y mostrará la actividad del suelo pélvico.

QUERER ES PODER !!!