Cita a ciegas!

Allí estaba plantada delante del espejo desnuda mojada de cabeza a pies y se miraba, se miraba de arriba abajo ,veía como el agua empapaba su pelo que caía sobre sus pezones fríos y duros ,su cabeza y su corazón iban a mil,no sabía que pensaría el cuando se conocieran, llevaba tanto tiempo siendo solo una madre ,tanto tiempo sin ser mujer ,sin sentirse deseada, que allí desnuda y mojada se sentía vulnerable pero quería darse una oportunidad , ya iba siendo hora de disfrutar de su libertad de su cuerpo de su sexo…
Aquella tarde de febrero era fría y llovía, ella caminaba deprisa con paso firme, pero muy dentro de si temblaba de miedo y excitación.
Allí estaba el de espaldas entre la gente que corría intentando resguardarse de la lluvia. Nunca se habían visto pero supo reconocerlo,y desde la seguridad que le daba la distancia disfruto de las vistas y fue recorriendo su cuerpo con la mirada,botas,pantalón vaquero ajustado que marcaba unas piernas torneadas,una chupa de cuero que se pegaba a una espalda ancha …
El escucho unos pasos se giro y sonrió… En aquel momento ella supo que no había vuelta atrás,era una sonrisa limpia y sincera, el rodeo su cintura y le plantó dos besos en las mejillas, su calor corporal y el olor a su perfume invadió sus fosas nasales y la hizo estremecerse.
Durante dos horas hablaron de todo en aquel pequeño pub de estilo vintage luces tenues y olor a madera, había química entre ellos, calor, deseo, conexión…
Parecían que se conocían de toda la vida, el tiempo se detuvo para los dos…y entonces el la invitó a su casa con una mirada intensa llena de deseo y picardía, no pudo decir no lo deseaba tanto como el.
Caminaron bajo la lluvia hasta llegar a su destino, subieron aquel piso y el la invitó a tomar algo, pero no hubo tiempo el deseo, la excitación y las ganas por besarse eran insoportables…
Los besos cada vez eran más intensos, parecía que quisieran deborarse, solo se oía el sonido de sus lenguas húmedas.
El la fue llevando a un cuarto y allí como si el tiempo corriera en su contra se desnudaban sin dejar de comerse el uno al otro.
El la tumbo en aquella cama y a ella le pareció el paraíso el le decía lo mucho que le gustaba, recorrió su cuello con la lengua, bajo hasta los pezones ella gemia y se arqueaba de excitación, sentia miles de escalofríos que recorrían su cuerpo mientras el disfrutaba del sabor de sus pechos, jugaba con ellos, mordía sus pezones y tiraba suavemente de ellos haciéndola gritar de placer, un placer desconocido para ella… Siguió bajando hacia su monte de Venus lo beso y fue bajando ,besando cada centímetro de sus muslos , ella húmeda como nunca lo había estado, deseaba más ,pedía más y el sin dejar de mirarla a los ojos hundió su boca en su sexo caliente y chorreante, ella retorciendose de placer noto un calor extraño que se concentraba en su interior mientras el no podía parar de disfrutar del sabor vagina , entonces introdujo un dedo dentro de ella y luego otro y otro más sin dejar de beber de su cuerpo, ella no podía más creía que iba a explotar y no estaba equivocada , sin previó aviso su cuerpo se contrajo y comenzó a derramarse, no podía contenerse y por primera vez en sus 30 años de su vagina comenzo a brotar un manantial de placer… El sorprendido y excitado introdujo su erección en ella notando como los músculos de su vagina se contraían de tal forma que lo atracaban, ella tocaba su torso desnudo , el estaba tan excitado que quería acompañarla en su orgasmo así que comenzó con movimientos fuertes y profundos, ella estaba loca de placer no podía apenas respirar tocaba sus brazos tensos por el esfuerzo ,ella gemia lo abrazaba y araño su espalda,eso lo puso a mil, cuando estaba apuntó de correrse saco su enorme miembro y se corrió en ella, su pecho su torso estaban bañados por el…
Cayeron exhaustos en la cama mientras sus respiraciones volvían a su ritmo.
Se miraron y supieron que solo era el principio….
Noelia O.G